OSTEOCONDRITIS DE RODILLA

“Porque un enfermo informado es un enfermo preparado”

A las lesiones del cartílago de la rodilla les damos distintos nombres como úlcera de cartílago, osteocondritis, o lesión condral focal de la rodilla, siendo todas ellas lesiones con un mecanismo de producción similar y una solución que variará según el grado de afectación. Debemos diferenciar estas lesiones localizadas del cartílago en algún punto especifico de la superficie articular, del desgaste global del cartílago en la articulación de la rodilla, como en el caso de la artrosis.

Las lesiones condrales localizadas, van a afectar típicamente a deportistas o pacientes más jóvenes que en los casos de gonartrosis (artrosis de la rodilla). Pueden aparecer incluso en pacientes adolescentes, como en el caso de la osteocondritis disecante de la rodilla. Sin embargo, la mayor parte de pacientes con estas lesiones condrales van a tener entre 25 y 50 años, encontrándose estas lesiones del cartílago con mayor frecuencia en el condilo femoral interno y en la rótula.

Estas lesiones pueden ser consecuencia de un accidente acompañándose en estos casos frecuentemente de roturas de ligamento cruzado anterior o rotura de menisco, y en otros casos el dolor ha comenzado lentamente y las lesiones son consecuencia del sobreuso.

SÍNTOMAS DE LA LESIÓN DEL CARTILAGO DE LA RODILLA

La lesión del cartílago de la rodilla produce un dolor en la región de la lesión. Puede ser un dolor en la zona interna o externa de la rodilla. Este dolor es más intenso al realizar actividades deportivas con impacto como correr o saltar. El dolor también es más severo al arrodillarse, al subir o bajar escaleras o al caminar mucho rato.

En la exploración física de la rodilla, destaca un dolor en la zona del cóndilo femoral interno ( es la lesión más frecuente).

En ocasiones el tipo de dolor puede ser muy similar a la lesión del menisco o incluso pueden coexistir lesiones meniscales con lesión del cartílago de la rodilla.

DIAGNOSTICO

Para diagnosticar y clasificar estas lesiones básicamente utilizamos dos técnicas: La Resonancia Nuclear Magnética (RMN) y la Artroscopia. La RMN nos permite ver la lesión y ver el impacto de la lesión en el hueso debajo del cartílago (hueso subcondral) al igual que intuir si el cartílago puede ser viable y si la lesión es estable. La artroscopia por su parte nos permite ver directamente la lesión, comprobar su estabilidad, y medir la superficie, la profundidad de la lesión, al poder retirar los fragmentos superficiales de cartílago dañado y sueltos.

Tanto la RMN como la artroscopia nos permiten clasificar las lesiones del cartílago en 4 grados, en función de su profundidad, lo que va a determinar su tratamiento.

Esta patología está clasificada en cuatro niveles:

          – Osteocondritis grado I :  se aprecia reblandecimiento del cartílago.

          – Osteocondritis grado II : fisuras leves.

          – Osteocondritis grado III : fisuras que afectan a la mitad del espesor del cartílago

          – Osteocondritis grado IV : erosión hasta el hueso.

TRATAMIENTO

En el 90% de los casos van a mejorar en menos de 6 meses siguiendo un programa de tratamiento correcto e individualizado. Este tratamiento se basa en dos principios: Mejorar la Mecánica y Restaurar el Cartílago.

En el caso de lesiones agudas, que habitualmente ocurren tras un traumatismo, se recomienda el reposo de la rodilla mediante la descarga durante unas 2 o 3 semanas, el tratamiento mediante magnetoterápia y los analgésicos.

Las Intervenciones Quirúrgicas para la Condromalacia las reservamos para los pocos casos en que no se produce una mejoría en 8-12 meses o hay una anomalía anatómica.

1) Mejorar la Mecánica de la Rótula

Para mejorar la Mecánica Rotuliana este tratamiento puede incluir o combinar las siguientes opciones:

Cambios de actividad. Esto puede significar cambiar tu rutina deportiva a actividades de bajo impacto y cambios en la superficie de entrenamiento o calzado es otras de las opciones que debemos evaluar.

– Disminuir la carga: Si tiene sobrepeso, perder peso también ayudará a reducir la presión en sus rodillas. En el caso de que realices actividades de carga como el Crossfit, temporalmente le recomendaremos bajar la carga para aumentar el número de repeticiones e incrementar la densidad de fibras musculares.

– Musculación del vasto medial del cuádriceps y los aductores.

– Ejercicios de CORE: el fortalecimiento de abdomen-lumbares, glúteos e isquiotibiales está demostrando grandes beneficios en las lesiones femoro-patelares

2) Mejorar el Estado del Cartílago

Con el objetivo de mejorar el estado del cartílago, ya que su capacidad de recuperación no es muy alta, complementaremos los tratamientos anteriores con una serie de medidas :

– Método “Rice”, siglas en inglés, de descanso, hielo, compresión y elevación

Suplementos orales de compuestos que incluyan glucosamina, condroitina y otros compuestos del cartílago como colágeno que se combinan con inmuno-modulares como la vitamina C, el magnesio, Cúrcuma y la Boswellia Serrata.

– Viscosuplementación con infiltración de Ácido Hialurónico. Conseguimos lubricación y reparación del cartílago. Si bien a corto plazo, es como poner “3 en 1” dentro de la articulación. Podéis leer más sobre esta opción de tratamiento en este link de mi página web.

                    https://www.drrevengagiertych.com/acido-hialuronico/

– Otros tratamientos como Factores de Crecimiento de Plaquetas o PRP (obtenidos de la sangre) o Células Madre (obtenidas de la grasa del abdomen) están demostrando resultados prometedores.  Para conocer más sobre el tratamiento biológico visitar el link de mi página web .

                     https://www.drrevengagiertych.com/plasma-rico-en-plaquetas-prp/

3) Cirugía en Osteocondritis

Cuando la correcta combinación de todo lo anterior no ha sido efectiva, propendemos un tratamiento quirúrgico personalizado, pudiendo existir técnicas como las perforaciones condales, la mosaicoplastia , el trasplante de condrocitos, ….

Para descargar este contenido en PDF pinche AQUÍ

Dr. Revenga Giertych

Traumatólogo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies