Guía del ingreso PTR

“Porque un enfermo informado es un enfermo preparado”

Esta es una guía elaborada por el Dr. Carlos Revenga Giertych, médico especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología, con el fin de poder explicarle a usted y a su familia/amigos en que va a consistir la operación a la que usted va a ser sometido.

Es importante que lea detenidamente esta guía y que ante cualquier duda se ponga en contacto con su médico.

Vivimos en un mundo en el que la informática forma parte de nuestras vidas ; es difícil imaginarse un mundo sin ordenadores y estos están no sólo presentes en las comunicaciones, en el trabajo, en el ocio, en el transporte sino que confiamos en ellos para prácticamente todo lo que hacemos, y porque no decirlo , nos sentimos seguros cuando sabemos que el piloto del avión tiene la ayuda del ordenador de su avión para poder llevarnos a buen destino, o que los complicados cálculos y diseños de los arquitectos están  realizados por sus ordenadores, y así numerosos ejemplos cotidianos, a excepción de la medicina, donde seguimos confiando en la experiencia y en las habilidades de los médicos; sin embargo la medicina, y en concreto la cirugía es un campo que se podría beneficiar enormemente de la seguridad de la informática durante las intervenciones, pues hay numerosos factores que pueden influir en el resultado de la intervención y que no dependen exclusivamente de las capacidades el cirujano y su equipo, dado que la manipulación de los tejidos tiene características personales y no uniformes que nos diferencian como personas y que pueden hacer que nos desviemos de lo inicialmente planificado y así cualquier ayuda que nos proporcione exactitud y precisión a las acciones quirúrgicas previenen este riesgo y pueden mejorar los resultados de la intervención.

Una de las cirugías que exigen una mayor precisión y exactitud es la cirugía ortopédica y traumatología, donde para solucionar los problemas óseos es necesario la colocación de diversos elementos metálicos como placas, tornillos, clavos y prótesis, según la patología que presente el paciente.

La dificultad radica en que la colocación de estos componentes se hace en base a unos patrones estándares junto con la experiencia y habilidad del cirujano, y de su exacta colocación dependerá el resultado final, y al referirnos a exacta es preciso que sea muy exacto, hablando de diferencias de 1 o 2º , o de 0.5 a 1 mm, distancias que no son perceptibles por el ojo humano y que condicionan no solo el resultado inmediato sino también que la prótesis que se coloca dure el mayor tiempo posible para evitar una nueva cirugía para sustituirlo.

Hasta la fecha a la hora de colocar una prótesis, digamos por ejemplo de rodilla, se hace en base a unos instrumentos manuales en función de la vista el cirujano, y aunque se suele hacer bastante bien pues son muchos los años que se llevan poniendo prótesis y con buenos resultados, siempre es posible mejorar y para ello es preciso utilizar la informática para evitar esos pequeños errores de milímetros o grados que pueden condicionar el futura de la cirugía, y aunque 1 o 2º grados parecen poco, si planificamos un viaje de Jerez a Cádiz desviarnos 1 o 2 grados no influirá en nada y llegaremos al destino sin problemas, pero si planificamos un viaje más largo, por ejemplo de Cádiz a Brasil, desviarnos 2º de nuestro trayecto puede hacer que acabemos en Argentina o en Mexico, muy lejos de nuestro destino, y es que a mayor distancia más importancia tiene desviarnos algo de nuestra planificación, lo que se traduce que a mayor exactitud en la colocación de la prótesis más probabilidades hay de que la prótesis dure más años y que funcione mejor.

La cirugía asistida por ordenador intenta aunar la experiencia y habilidades del cirujano con la exactitud de la informática y sus matemáticas, para garantizar la perfecta colocación de los implantes de la prótesis, y además hacerlo de forma individualizada para cada paciente, dado que todos somos diferentes, pero eso lo reconoce el ordenador y hace las correcciones para ajustar los parámetros necesarios para cada paciente. 

En el hospital Juan Grande venimos haciendo esta técnica desde hace años siendo centro de referencia a nivel nacional, siendo ya muchos los compañeros médicos de otras partes de España y de otros países europeos que se han interesado en esta técnica y han venido a aprender a nuestro hospital.

La técnica consiste en la utilización de un ordenador durante la cirugía y enfocado al campo quirúrgico y que a través de sensores de infrarrojos sabe en cada momento en que posición tenemos la rodilla del paciente así como en que posición tenemos nuestros instrumentos y nos guía a través de una serie de coordenadas y gráficos para que coloquemos la prótesis de una forma exacta; es como el GPS del coche que sabe en que parte del mapa estamos y a través de diversas instrucciones nos va dirigiendo hasta llegar a nuestro destino de la forma más exacta y rápida, al igual que hace el ordenador durante la cirugía.

Nuestra experiencia es que los pacientes consiguen tener una prótesis perfectamente colocadas, consiguiendo una mejor recuperación funcional, y si a eso le añadimos que utilizamos unos abordajes quirúrgicos pequeños y poco agresivos la recuperación es muy rápida y con menos dolor que con las técnicas habituales en otros hospitales, pudiendo caminar en las primeras 24 horas ,comenzando la rehabilitación a las 24 horas de la cirugía y siendo dado de alta al 1º o 2º día, con la garantía de que esa prótesis esta perfectamente colocada y que le durará muchos años.

Creemos que con la utilización de estos ordenadores durante al cirugía los principales beneficiados serán nuestros pacientes al saber que podrán tener colocada la mejor prótesis, de la mejor forma y con el mejor resultado posible.

El objetivo de esta cirugía es eliminar el dolor y aumentar la movilidad de la rodilla con una mejora en la calidad de vida del paciente.

La sustitución protésica de las articulaciones es uno de los mayores adelantos de la cirugía ortopédica del último siglo y consiste en la sustitución de la articulación artrósica por una articulación artificial denominada prótesis. El esfuerzo conjunto de ingenieros y cirujanos ha posibilitado el desarrollo de materiales y técnicas para que esto sea posible. El gran avance en los últimos años ha consistido en realizar estas técnicas a través de incisiones más pequeñas (cirugía minimamente invasiva asistida por navegación ) con lo que se produce menos daño al hueso, músculos, tendones y ligamentos consiguiéndose una mayor y más rápida recuperación, y sobretodo más preciso.

La razón más frecuente para colocar una prótesis de rodilla es eliminar el dolor y la incapacidad causada por una gran destrucción de la articulación mejorando la calidad de vida del paciente. Cuando la destrucción articular es importante puede considerarse la posibilidad de colocar una prótesis siempre después de que el tratamiento médico u otras alternativas quirúrgicas hayan fallado sin conseguir eliminar el dolor y la incapacidad.

¿COMO SE COLOCA UNA PROTESIS DE RODILLA?

 La prótesis se coloca a través de una operación con el paciente bajo anestesia ( el tipo de anestesia es decisión del médico anestesista ) y se procede a sustituir la articulación dañada por unos materiales artificiales, compuestos por mezclas de diversos metales, tanto a nivel del fémur como de la tibia, y en ocasiones también la rótula, interponiéndose entre ambos un elemento de plástico de alta densidad todo ello diseñado para permitir una movilidad lo más similar a la articulación normal, aunque no llega a ser igual.

ES MUY IMPORTANTE QUE USTED AVISE A LOS MEDICOS SI PADECE ALGÚN TIPO DE ALERGIA O INTOLERANCIA A LOS METALES, BISUTERIA, O SIMILAR …… porque en dicho caso sería necesario un modelo especifico de prótesis.

El mayor beneficio de la intervención es la desaparición del dolor, aunque tras la intervención es normal tener molestias en la rodilla que son propias de la cirugía pudiéndose prolongar durante algunas semanas o meses.

El grado de recuperación dependerá de lo rígida y de la destrucción que tuviese la rodilla antes de la intervención.

La operación de prótesis de rodilla está considerada como una intervención de cirugía mayor por lo que debe de tener en cuenta la posible aparición de una serie de complicaciones que se explican en el documento de consentimiento informado, siendo las principales el dolor en la rodilla, la infección de la herida o de la prótesis, el aflojamiento de la prótesis o la rigidez de la rodilla.

La duración estimada de una prótesis de rodilla es aproximadamente de 15 años en el 80-90% de los casos siendo el mayor problema a largo plazo el despegamiento o aflojamiento de los componentes y el reblandecimiento de los huesos. Este despegamiento está en relación con el peso corporal y con la actividad, por ello se recomienda evitar el sobrepeso así como realizar actividades físicas intensas o repetitivas.

En este centro se realiza esta intervención por cirugía minimamente invasiva que se realiza a través de incisiones más pequeñas de lo habitual, si las circunstancias de su rodilla nos los permite, con una menor lesión de los tendones, músculos, ligamentos y huesos con lo que se consigue que el paciente tenga una mayor y más rápida recuperación, con menos dolor y una menor estancia hospitalaria.

A través de estas líneas queremos explicarle cuáles serán los pasos a seguir en su intervención. Es importante que conserve esta información y la lleve al hospital el día de su ingreso.

  1. Preparación para la cirugía.

La preparación para la cirugía empieza semanas antes del ingreso; Es importante mantener un buen estado físico y deberá de incrementar la fuerza de brazos, tronco y piernas pues tras la intervención la fuerza que consiga ganar le ayudará a utilizar las muletas.

Cuanta mejor sea la preparación antes de la cirugía mejor será la recuperación; Es como los equipos deportivos, que si hacen una buena pretemporada están preparados para realizar una mejor liga. Su pretemporada, su preparación , consistirá en la suma de una serie de ejercicios de fortalecimiento y tomar una serie de medicinas

Para estar seguros de que usted no presenta infecciones sería aconsejable acudir a su médico de cabecera para solicitarle un análisis de sangre y de orina unas 2 semanas antes del ingreso dado que de existir no sería aconsejable su intervención ( en caso de existir infección le rogamos se ponga en contacto con el servicio de admisión del hospital ). Esto no es imprescindible, aunque sí recomendable.  Acuda a su médico de cabecera ante la aparición de una infección, especialmente de orina o dentaria, dado que una infección o una carie pueden ser focos de infección para su rodilla.

Un paciente con prótesis de rodilla necesitará de ayuda en casa durante las primeras semanas, y sobretodo los primeros días tras el alta, para asearse, hacer compras, comidas, etcétera… dado que al alta del hospital no habrá recuperado completamente su energía y fuerza sería recomendable tener organizado sus cosas o necesidades antes de la intervención.

En el caso de que esté tomando fármacos antiagregantes o anticoagulantes deberá de dejar de tomarlos unos días antes de la intervención (El Servicio de Anestesia le indicará el tiempo necesario ). Debe de continuar con sus otros tratamientos si los tuviese, por ejemplo para el azúcar o la tensión.

En la cirugía de la rodilla a menudo se pierde bastante sangre siendo preciso en ocasiones realizar transfusiones sanguíneas, es por ello que el día de su ingreso le realizarán una extracción de sangre para confirmar su grupo sanguíneo y a las 24 horas de la cirugía para ver la pérdida. Sólo se realizaría la transfusión si fuese absolutamente necesario. Intentamos evitarlo siempre que sea posible. Puede que durante la operación usted vea a su lado un gotero con un color rojizo, pero no se preocupe que no es sangre ni es una transfusión, simplemente es un gotero de suero mezclado con betadine para lavar la rodilla antes de colocar la prótesis.
Para su mejor preparación aconsejamos empezar a tomar el siguiente tratamiento ( salvo alergias o contraindicaciones que usted debería de notificar la médico ) : Hierro oral ( por ejemplo Ferrogradumet 2 comp en ayunas por la mañana u otro compuesto similar ), acido fólico ( Acfol 1 comp en la merienda o similar ) , Tapentadol 50 mgr 1 comp c/ 12 horas , etoricoxib 60 mgr 1 comp diario , así como realizar la tabla de ejercicios que se especifica en los vídeos que tiene usted a su disposición en la página web del Dr.Revenga Giertych.

  1. EL DIA DE SU INGRESO

Habitualmente ingresará en el hospital el día de la intervención. El servicio de Admisión tendrá su nombre y le acompañaran a su habitación. A su llegada a la planta de hospitalización el personal de enfermería le preguntará sobre su historial médico, por la medicación que está tomando y le tomara la tensión arterial y la glucemia capilar si fuese preciso.

Se aconseja que no traigan objetos de valor al hospital.

Tome su medicación como venía haciendo regularmente (excepto la que se le haya indicado, si tiene dudas pregunte al personal de enfermería) pero no coma ni beba nada después de medianoche del día anterior.

El día de la intervención al despertarse tome la medicación que le hayan indicado con un sorbito de agua nada más. Es aconsejable tomarse una ducha y mientras espera a ser operado es recomendable dar algún paseo.

A la hora de la intervención los celadores del hospital vendrán a por usted para llevarle al área quirúrgica, en dicha zona no puede acompañarle ningún familiar.

La operación viene a durar aproximadamente unas 1-2 horas, pero desde que el paciente sale de la habitación hasta que vuelve a ella el tiempo es mucho mayor dado que esta operación precisa de muchos preparativos, y así al llegar al área de quirófanos usted pasará a la zona de preparación donde el personal de enfermería le cogerá una vía periférica para colocarle un gotero a través del cual se le pondrá la medicación antes, durante y después de la intervención; tras ello pasará al quirófano, y al finalizar la operación volverá usted a la sala de despertar donde la misma enfermera le acompañará hasta que los efectos de la anestesia vayan desapareciendo y pueda usted volver a su habitación. Si sus circunstancias médicas lo permiten se realizarán técnicas de bloqueo anestésico para disminuir el dolor en la rodilla intervenida. Todos estos procedimientos hasta su llegada a la habitación pueden durar de 4 a 6 horas.

Una vez finalizada la intervención el médico responsable le informará a su familia sobre el resultado de la operación.

A su llegada a la habitación será valorado de nuevo por la enfermera de la planta quien le indicará también cuando puede reiniciar la alimentación, empezando con líquidos hasta que se tolere bien progresando con la dieta tanto como sus condiciones lo permitan.

Es agradable tener alrededor nuestra la compañía de nuestros seres queridos, pero es aconsejable que el mismo día de la intervención las visitas no sean muy numerosas ni muy prolongadas dado que es probable que usted se encuentre algo cansado y aturdido por la operación y necesite descansar.

Es muy importante comenzar la rehabilitación lo antes posible, así a la llegada a su habitación y una vez comience a desaparecer los efectos de la anestesia debería de comenzar con estos ejercicios:

  • Ejercicios del cuádriceps: Tumbado en la cama y con la pierna extendida debe de apretar la rodilla operada contra el colchón para contraer la musculatura del muslo debiendo de mantener esta contracción durante unos 5 segundos y luego descansar otros 5. Repita este ejercicio de 10 a 20 veces seguidas, primero con la pierna operada y luego con la otra. Otro ejercicio a realizar con las piernas extendidas es levantar toda la pierna extendida hacia el techo repitiéndolo con la misma secuencia que el ejercicio anterior. Estos ejercicios deben de realizarlos al principio de cada hora que esté despierto.

  • Otro ejercicio es intentar doblar todo lo que pueda la rodilla, tanto en la cama como en el sillón, teniendo en cuenta que durante las primeras 24-48 horas le será algo más difícil por mantener el vendaje del muslo y una vez se le quite el vendaje le será más fácil. Cuando este sentado intente doblar la rodilla todos lo que pueda para que el pie se meta por debajo del asiento.

Debido a los problemas que ha tenido su rodilla sus músculos están débiles; La operación puede corregir los problemas óseos, pero no los musculares. Si no usa los músculos estos se debilitan y no consiguen soportar y mover su cuerpo. Sólo a base de ejercicios regulares conseguirá fortalecer la musculatura debilitada, es por ello que es muy importante que realice los ejercicios que se la han indicado, tanto durante su estancia hospitalaria como en el domicilio tras el alta médica. Cuanto más pueda hacer más rápido progresará y antes se curará.

Como norma general los ejercicios causan dolor e incomodidad y todo ejercicio que cause dolor sólo en el momento de realizarlo es útil y debe de continuarse con el, pero si el dolor le dura hasta el día siguiente deberá de suprimirse y consultarlo con su médico. Para reducir las molestias se puede tomar un analgésico una media hora antes de realizar los ejercicios o de acudir a rehabilitación y aplicar hielo alrededor de la rodilla durante 15-20 minutos después de efectuar los mismos.   

Salvo que el médico lo contraindique usted puede empezar a caminar el mismo día de la intervención con ayuda de un andador (si no dispone de él solicíteselo al personal de enfermería ) y acompañado de un familiar puede empezar a pasear por la habitación o el pasillo; Esta es otra de las ventajas de esta nueva técnica de cirugía poco agresiva de la rodilla. Tenga en cuenta que usted ha sufrido una cirugía muy importante de la rodilla y que es normal que la pierna se le hinche y le duela, si el edema es muy grande o molesto deje de caminar y descanse con la pierna en alto, muy en alto, para que baje la hinchazón.

A continuación, le señalamos como va a ser los primeros días en el hospital tras la intervención:

          – en el 1º día postoperatorio: se le realizará una analítica de sangre a primera hora de la mañana. Es aconsejable realizar los ejercicios recomendados en la cama a primera hora de la mañana y que tras eso desayune sentado en el sillón repitiendo los ejercicios mientras está sentado y que a lo largo de la mañana y de la tarde de algún paseo con la ayuda del andador. Además, usted bajará a rehabilitación al final de la mañana. Es importante que realice los ejercicios antes de bajar a rehabilitación, así como que los repita por la tarde. Puede caminar cuanto quiera con la ayuda del andador.

          – A partir del 2º día la dinámica es la misma, realizar los ejercicios y bajar a rehabilitación. Cada vez debe de caminar distancias más largas. Si todo va bien usted será dado de alta entre el 2º y el 3º día. Tenga en cuenta que sabemos que es normal continúe teniendo molestias y que todavía no ha recuperado toda la fuerza, pero es aconsejable evitar estancias prolongadas de forma innecesaria en el hospital dado que con ello aumenta el riesgo de infecciones.

          – El día del alta el equipo médico le entregará el informe de alta donde se explica con claridad la intervención que se le ha realizado, así como las medicinas que tiene que tomar; Este informe se lo tiene que entregar a su médico de cabecera para que le haga las recetas de las medicinas. También se le entregará la cita para la revisión que suele realizarse al mes de la intervención. Si usted lo precisa se le pondrá una ambulancia para el traslado a su domicilio, aunque no existe inconvenientes para que usted pueda viajar en el coche de un familiar.

  • A partir del día del alta usted seguirá acudiendo al servicio de rehabilitación todos los días hasta que se consiga una buena recuperación. No existe ningún inconveniente en que usted venga a rehabilitación en el vehículo de algún familiar. Cuanto más trabaje, más molestias va a tener, más hinchazón o edema, y más dolor, pero a la larga la recuperación será mucho mejor, más corta y con mejor resultado.

Durante todo el tiempo que dure su recuperación tiene usted a su disposición el equipo médico, así como el personal de enfermería y auxiliares para resolver cualquier duda que tenga sobre su recuperación.

Le aconsejamos que si tras leer esta guía tiene alguna duda se ponga en contacto con su médico y recuerda que debe de traerla al hospital el día de su operación.

Para descargar este contenido en PDF pinche AQUÍ

Dr. Revenga Giertych

Traumatólogo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies